Ajo negro, qué es y como se usa

Desde hace algún tiempo el ajo negro empieza a ser conocido en occidente

ajo negro

El ajo negro es un ajo ordinario que ha sido sometido a un proceso de fermentación, usualmente aplicando calor durante largo tiempo.

Después de la fermentación, el ajo se envejece durante un período largo, que permite aflorar el sabor dulce característico del ajo negro.

La cabeza de ajo es fermentada entera, y cuando el proceso de fermentación finaliza, el ajo ha cambiado de color, textura y sabor, y tiene completamente diferentes usos y propiedades en comparación con el ajo crudo.

El sabor del ajo negro es muy complejo y difícil de describir. Podemos decir que el sabor es dulce, salado y umami (sabor similar a carne), con toques de regaliz, melaza, y notas del ajo común. La mezcla de la textura masticable y el nuevo sabor hacen que el ajo negro sea irresistible.
Piense en la relación entre las uvas y las pasas; las uvas son más duras y las pasas son más "chiclosas". La misma analogía se puede utilizar entre el ajo y el ajo negro.

Durante el proceso de fermentación los carbohidratos almacenados en el ajo se descomponen en azúcares simples que proporcionan el sabor dulce del ajo negro.

El sabor dulce y salado a la vez, hace que platos como la ensalada o la pasta se conviertan en algo completamente nuevo para el paladar.

Troceado y mezclado con vinagre balsámico y aceite de oliva permite elaborar un maravilloso aderezo.

En cuanto al origen del ajo negro, no está claro si es originario de China o de Corea. Hay muchas maneras de hacer ajo negro, desde utilizar equipamiento especializado hasta los métodos artesanales utilizando simples ollas de barro al calor del sol. El principio es el mismo. Se necesita altas temperaturas durante largos períodos de tiempo para cambiar el ajo blanco a ajo negro y dulce.

Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest Blogger Addthis